Angels

Cuando arrancamos el proyecto Angel Cycle Works buscábamos mucho más que exclusivas bicicletas de titanio para alto rendimiento, anhelabamos mucho más que máquinas excelentes donde cada detalle, desde lo más obvio hasta lo más pequeño, tuviera un significado de calidad y compromiso.

En ACW tenemos una visión muy profunda del ciclismo y estamos tan orgulloso de nuestras bicis como de los ciclistas que montan en ellas.

Cuando pensamos en el nombre de nuestras bicicletas nos planteamos muchos nombres, algunos evocaban un aura de alta clase y estilo, otros tenían una sonoridad muy buena y otros nos permitían crear un logotipo espectacular.

“No puedes comprar la felicidad, pero sí puedes recorrer el mundo sobre una ANGEL Cycle Works

“No puedes comprar la felicidad, pero sí puedes recorrer el mundo sobre una ANGEL Cycle Works

Conoce a nuestros angels

Después de darle muchas vueltas nos dimos cuenta de que el nombre que mejor nos representaba estaba dentro de nosotros, Angel, el segundo nombre de nuestro CEO, José Angel Calabuig, la persona que da forma y supervisa en primera persona cada uno de todos nuestros proyectos, con un significado que representa esa relación de la confianza total que un ciclista deposita en su bicicleta cuando sale a pedalear cada día.

Angel significa esa relación única con una bicicleta, física y espiritual, que sólo comprenden quienes ven en el ciclismo un acto que va más allá de dar pedales para avanzar rápido a pedales, sumar kilómetros o ganar competiciones, aunque todo esto sea muy importante.

Hoy queremos presentaros a uno de los primeros clientes de Angel Cycle Works, un hombre cuyo trabajo e inmenso esfuerzo hace que este mundo sea mejor, para darle nuevas oportunidades a otras personas.

Por él hemos creado esta sección a las que hemos querido llamar ANGELS, una sección dedicada a personas que además de ser propietarios  de alguna o varias de nuestras bicicletas, marcan la diferencia cada segundo de sus vidas, caminando o pedaleando.

Michael Alvarado

Él es ciclista, es una persona maravillosa. Michael es uno de los mejores oncólogos del mundo, sabe mucho de la vida y también de la muerte, es un hombre ejemplar que ha dedicado su vida entera a buscar soluciones que den una nueva oportunidad a quien ha perdido la esperanza. Un auténtico ANGEL.